Reflexiones sobre el #CGutenberg

Estos últimos días he tenido el honor de asistir al Campus Gutenberg (podéis encontrar los tweets en #CGutenberg) y, a parte de poder conocer mucha gente nueva y poder hacer un poco de networking —y digo poco porque desgraciadamente solo pude asistir a las tardes—, descubrí que el concepto de «comunicación científica» que tenía hasta ahora dista un poco del de los profesionales que se dedican a ello y que seguramente tienen más razón que yo.

En estos dos días he ido recogiendo ideas que los ponentes de los debates a los que acudí han ido mencionando. Entre ellas destaco que la ciencia debe hacerse de una forma entretenida, amena y que haga que el público no se aburra. Se destacaba sobretodo lo interactivo, aquello con lo que la gente pueda jugar y entretenerse. También se llegó a hablar de la diferencia entre «educar» y «divulgar».

Si bien estoy de acuerdo en que no es lo mismo educar que divulgar, pienso que no están tan distantes. Mi concepto de divulgación (y hablo por mí) es que la gente aprenda ciencia básica sin tener que estudiar, a diferencia del medio de entretenimiento que muchos consideran. Sólo se trata de tener una pequeña base científica para que luego no te quieran vender libros de auto-ayuda agua deshidratada. Estamos hablando de cultura científica básica, no de entretenimiento.

La idea general con la que me quedé del Campus fue que la divulgación científica debe tener como objetivo entretener a la gente, que un libro de ciencia debe tener como objetivo hacer pasar el rato, que las exposiciones de ciencia deben tener más experimentos y menos teoría y que a la gente no le gustan los números.

Es aquí donde yo reflexiono sobre si de verdad es eso lo que queremos. ¿Estamos divulgando o estamos vendiendo un producto? Sinceramente creo que la ciencia no es, ni debe ser nunca, un producto.

La ciencia, como bien alguien que ahora no recuerdo dijo en estos días, es una «fábrica de verdades». Es por eso que, ¿debemos mostrar sólo la parte que nos interesa de la ciencia? La ciencia no son sólo experimentos con líquidos de colores, ni explosiones, ni rayos láser, etc. Detrás de todo descubrimiento científico/técnico hay un trabajo, un trabajo impresionante y, personalmente, creo que eso no se debe olvidar. Claro que hay que «venderse» un poco —aunque sé que no es la palabra apropiada—, pero nunca del todo.

Estoy de acuerdo con la mayoría de gente en que para hacer una exposición dinámica se deben poner ejemplos de aplicaciones de descubrimientos y hacer experimentos con colores bonitos y explosiones, pero no se deberá olvidar todo lo anterior a ese experimento/descubrimiento, todo el origen de lo que se está hablando en sí.

Ver cómo se mezclan dos líquidos y cambian de color o ver cómo actua la presión atmosférica en un recipiente lleno de agua y tapado con una cartulina está muy bien, en serio, es una cosa que atrae, pero aun puede atraer más.

Quizá somos la gente como yo, de ciencia, que somos muy rara, pero a mí ver un experimento o que me expliquen un nuevo descubrimiento científico me emociona mil veces más sabiendo qué es lo que hay detrás de él.

Resumiendo un poco, creo que estamos intentando hacer de la comunicación científica lo mismo que se hizo hace unas décadas en el cine de Hollywood: quitamos los diálogos para dejar los justos, ponemos más explosiones y colorines y hacemos que la gente tenga algo que hacer un sábado por la tarde con los niños (véase CosmoCaixa).

Aun así, y ya que esto es sólo una reflexión personal, felicitar a toda la organización del Campus por parte de la Universitat Pompeu Fabra, así como la colaboración del Observatori de la Difusió de la Ciència (UAB) que han colaborado recogiendo impresiones de los asistentes al mismo.

Anuncios
Etiquetado ,

2 pensamientos en “Reflexiones sobre el #CGutenberg

  1. Hola Cristian:

    Yo quería comentar sobre todo sobre la diferencia entre “educar y divulgar”.
    Cuando hablamos de ciencia, creo que no se puede aprender ciencia básica sin estudiar, si no ¿Cómo vamos a distinguir la charlatanería pseudocientífica de los post de Francisethemulenews (ejemplo que pongo adrede ya verás porqué). Hay muchísimos cuentos pseudo-científicos en los que últimamente se ha puesto de moda la física cuántica.
    Y precisamente en el caso la física cuántica, si bien después de una formación adecuada puedes ver como inspiradores y esclarecedores la sería de “La cuántica sin formulas” de Eltamiz.com. Sin una mínima formación todo se puede confundir.

    Y más hablando de ciencia básica, Matemáticas, Física, Física Cuántica, sean posiblemente las disciplinas más difíciles de asimilar, con lo que siempre requerirá un esfuerzo más o menos grande pero un esfuerzo, aquí creo que es donde entra la divulgación, en la necesidad de motivar, de despertar el interés en un primer momento.

    La divulgación también puede servir más adelante, para ampliar tus conocimientos o darte otra visión, al fin y al cabo no se puede saber de todo, si no échale un vistazo a la serie http://amazings.es/2011/09/14/gravedad-cuantica-pesando-lo-muy-pequeno-i/ y a los comentarios.
    Es divulgación, si, es para todo el mundo, desgraciadamente no, porque estamos hablando de una disciplina en la que el esfuerzo intelectual es muy grande, te aseguro que si hay algo difícil de entender, es de lo que habla esta gente. (Yo he estudiado Física cuántica y te aseguro que estoy perdido en el primer párrafo)

    Si le echas un vistazo a la serie de Eltamiz, veras que puede despertar la curiosidad por esa disciplina, pero llegar a observar la magnitud de los problemas y quebraderos de cabeza que representa requiere de una formación.

    Como bien dices, a ti te gusta ver el esfuerzo que hay detrás, y eso es lo que en divulgación hay que mostrar, o saber mostrar, ya que podría llegar a ser desmotivador (al menos para el que se inicia en la ciencia).

    Lo que está claro, es que hace falta más divulgación, y de más calidad, que en eso estás tu, ;-). Desde luego hay que darle las gracias a Punset, pero es muy mejorable, ¿Cómo se puede llegar a los mass-media, sin tener que hacer el payaso como Flipy? o haciéndolo pero divulgando de verdad, no quedarse en, como bien dices, explosiones tipo Hollywood.

    Un saludo

  2. Para empezar gracias por el comentario, ya que si escribo el artículo es precisamente para poder debatir sobre ello :).

    Sobre lo que dices, en realidad estoy de acuerdo contigo. Está claro que la física cuántica no se puede divulgar para que lo entienda todo el mundo y quedarse tan tranquilo, ya que la mayor parte se te queda en el tintero. Precisamente, la divulgación no es explicar física cuántica, es explicar qué es física o qué no es física.

    Por poner un ejemplo te diría que para mí, una parte de la divulgación es hacer que si yo te hablo de agujeros negros sepas que hablo de física y que si te hablo de radiofrecuencia cuántica diferencial sepas que es una gilipollez sólo analizando el nombre en sí.

    Sobre lo de Punset creo que hay mucho debate abierto ahí que también se puede continuar. Precisamente, en el Campus hubo algún que otro rifirrafe con este tema.

    Saludos y gracias de nuevo por el comentario 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: