Archivo de la etiqueta: Teoría conspiranoica

La era de la conspiración

Cada vez son más comunes las herramientas que nos hacen más fácil encontrar información en la red a través de búsquedas personalizadas. Esto hace que cualquier herramienta 2.0 que utilicemos —Google Reader, Foursquare, Facebook e incluso el propio buscador de Google— no pare de recopilar datos sobre nuestros gustos, los sitios dónde vamos, qué hacemos cuando nos conectamos a internet, etc.

Para muchos esto puede ser una ventaja ya que, cada vez más, no somos nosotros los que vamos a buscar la información como cuando íbamos a la biblioteca más cercana a buscar libros sobre lo que nos interesa en unas estanterías inmensas. Ya no sólo las búsquedas se hacen más fáciles y más rápidas, si no que además ahora hemos aprendido a descartar la información irrelevante y centrar la atención en aquello que nos interesa. Que esto sea así es realmente algo necesario, puesto que es cierto que a menudo que avanzan las tecnologías cada vez recibimos más información en menos tiempo. Algo que si no sabes seleccionar qué es lo que realmente buscas, puede resultar en un verdadero caos.

Hasta ahora la parte positiva del asunto, pero el problema es que, para mucha gente, esto da paso a miles de teorías conspirativas que pueden llegar a pasarnos por la cabeza. Una de las más famosas está relacionada con las herramientas de geoposicionamiento: que si nos tienen a todos localizados, que si en todo momento saben donde está cada persona y que esto se puede llegar a utilizar para fines oscuros (?)…

Esto puede resultar algo extraño, ¿pero cómo sabemos realmente que el gobierno de los EEUU no nos investiga y nos tiene a todos «fichados»? Pues no tenemos ni idea. Nos toca confiar y pensar que la gente de Foursquare y Google Latitude son buenas personas.

En todo caso, suponiendo que realmente guardan toda esta información para posteriormente utilizarla, ¿cuáles serían las consecuencias? O dicho de otra manera: ¿de qué le sirve a una empresa multimillonaria saber dónde estás tú las tardes de los miércoles? Como mucho pueden personalizar la publicidad que te aparece cuando visites ciertos servicios gratuitos y creo que todos preferimos que mientras estamos leyendo un artículo sobre física cuántica nos aparezca un anuncio sobre un libro nuevo que ha escrito Stephen Hawking antes de que nos pregunten si estamos contentos con el tamaño de nuestro pene.

En resumen, pienso que las teorías conspirativas sobre los servicios web que guardan datos sobre nuestra actividad y los analizan no tiene ni pies ni cabeza y, además, en caso de que de verdad las utilicen, a no ser que poseas una cantidad de dinero importante o guardes un secreto de estado no debería preocuparte que el presidente de Google sepa que ahora mismo estás en tu casa (o en la calle) conectado a internet leyendo un artículo de un tal Cristian Ariza.

Etiquetado ,